El satélite argentino Saocom1A ya esta en órbita y permitirá anticipar inundaciones y sequías

El Satélite Argentino de Observación con Microondas SAOCOM 1A, puesto en órbita recientemente, ofrecerá información valiosa sobre la humedad de suelo, inundaciones, sequías, el contenido de agua en el nivel de las raíces de los campos plantados de soja y desplazamientos del terreno.

El satélite SAOCOM 1A lanzado desde la Base Vandernberg, en la ciudad estadounidense de Santa Bárbara, fue desarrollado y fabricado por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) junto con empresas y organismos como INVAP y la comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA).

La nave podrá generar mapas de humedad del suelo diariamente, con resolución espacial y área de cobertura disponibles por primera vez a nivel mundial.

En el Centro Espacial Teófilo Tabanera de la CONAE en Córdoba, el secretario de Planeamiento y Políticas en Ciencia y Tecnología, Jorge Aguado señaló que “la información que nos brinde mejorará la competitividad de sectores productivos y nos dará herramientas muy útiles para manejo de crisis y seguimientos de obras de infraestructura”.

El nuevo satélite de 3 toneladas y 4,5 metros de alto por 1,5 metros de diámetro integrará el Sistema Italo Argentino de Satélites para la Gestión de Emergencias (SIASGE).

El SAOCOM 1A fue diseñado para proveer datos en cualquier condición meteorológica, tanto de día como de noche, a través de microondas en banda L.

Estas características le otorgan capacidades de observación especialmente útiles para prevenir, monitorear, mitigar y evaluar catástrofes naturales o antrópicas; para aplicaciones en agricultura como humedad de suelo, índices de vegetación y control de plagas; aplicaciones hidrológicas, costeras y oceánicas; aplicaciones en nieve, hielo y glaciares; en estudios urbanos, de seguridad y defensa, entre otras áreas de interés estratégico.

Fuente: Ambito.com

Cerramos Julio con rebaja de 15% para el banderillero Dux 8

Campo Preciso cierra el mes de julio con beneficios especiales para adquirir el nuevo Banderillero y Mapeador Satelital Dux 8.

Hasta el 31 de julio de 2018, esta solución de agricultura de precisión se puede conseguir con un 15% de descuento sobre el precio de lista.

Además, ofrecemos amplias opciones de financiación sin interés. El stock es limitado para esta promoción especial.

Tecnología

La solución Dux incluye:

  • Un banderillero y mapeador satelital robusto y potente, con pantalla táctil de 8” (20,3 cm) HD de alto brillo, gabinete estanco IP67 a prueba de agua, mapeo en tiempo real 2D y 3D, guiado por líneas AB y curvas, soporte de archivos SHP, entre otras funcionalidades avanzadas.
  • Una antena Domo de alta sensibilidad, con 30 cm de precisión.
  • Conexión a la nube (Campo Preciso Cloud).
  • 2 años de garantía.

Más información en www.campopreciso.com/dux.

Agricultura de Precisión Campo Preciso: aumente el rendimiento y disminuya los costos de producción, sumando guiado por GPS a su maquinaria

La Agricultura de Precisión es la última gran revolución tecnológica de escala global para la producción agropecuaria. El concepto sobre el que se basa es aplicar la cantidad correcta de insumos, en el momento adecuado, en el lugar exacto.

La adopción de este tipo de tecnología comenzó en Argentina a mediados de los 90s cuando comenzaron a comercializarse sistemas de posicionamiento geo-referenciados (GPS) y sistemas de mapeo de productividad basados en GPS. Desde entonces hay una creciente adopción de estas nuevas herramientas por parte del productor argentino, con el objetivo de mantener la competitividad, lograr la mayor eficiencia productiva y reducir el impacto medioambiental. Hoy, más del 20% de las 33 millones de hectáreas que se siembran en el país utiliza alguna herramienta de precisión, siendo el segundo país, después de Estados Unidos, en el uso intensivo de estas herramientas.

No solamente el agricultor de gran escala, sino también los pequeños productores que poseen solamente un tractor, una cosechadora, o un pulverizador se pueden beneficiar de esta tecnología, pues necesitan administrar – aún mejor – sus costos y obtener el máximo provecho de su máquina y racionalizar el uso de insumos.

Los productos ofrecidos por las principales empresas del exterior se comercializan a valores prohibitivos para la industria agropecuaria de la región (ya que se trata de productos extranjeros que requieren una importación). Esto ha favorecido la aparición de equipos de industria nacional, acercando este tipo de tecnología a un costo accesible, mejorando la competitividad del sector agropecuario.

Campo Preciso es una empresa argentina dedicada al desarrollo de productos de agricultura de precisión. Desde 2010, creamos una línea de Banderilleros y Mapeadores Satelitales para fumigadoras, fertilizadoras y sembradoras al voleo, pensados para el productor que quiere realizar sus primeros pasos en agricultura de precisión. A lo largo de estos años hemos ido renovando y mejorando nuestros productos, para cubrir las necesidades de nuestros distintos clientes. Hoy ofrecemos equipos de calidad y prestaciones internacionales, a valores muy accesibles, con la facilidad de uso que nos hizo conocidos en el mercado, y contamos con más de 3000 clientes satisfechos en América Latina.

Nuestros banderilleros y mapeadores satelitales ayudan al operador de la maquinaria a trabajar el campo en forma guiada por GPS, permitiendo:

  • Reducir costos – reducir el uso de insumos y minimizar los desperdicios.
  • Aumentar del rendimiento operacional – es decir más hectáreas trabajadas por día – reducir solapamientos, evitar dejar zonas sin trabajar en las pasadas sucesivas, aumentar la velocidad de operación.
  • Mejorar la administración de la producción – haciendo un uso más eficiente de los insumos.
  • Aplicar de forma más racional los productos químicos.
  • Facilitar la operación, especialmente en labores de difícil orientación.
  • Reducir la fatiga del operador.
  • Aumentar la duración de la jornada permitiendo trabajar con precisión aún durante la noche.
  • Eliminar los marcadores de espuma, y reemplazar el trabajo insalubre y rudimentario de los banderilleros humanos.
  • Facilitar la organización y supervisión del trabajo del maquinista.
  • Facilitar a contratistas la cotización del trabajo y la generación de reportes para sus clientes.
  • Obtener un registro histórico (geo-referenciado) de lo trabajado, para facilitar la toma decisiones en el futuro.
  • Utilizar un único banderillero y mapeador en diferentes maquinarias agrícolas (fumigadoras, fertilizadoras, esparcidoras, sembradoras al voleo), siendo posible moverlo de una maquina a otra de manera sencilla y en cuestión de minutos.

En síntesis, aumenta el rendimiento y disminuye los costos de producción. Al trabajar con un sistema de guiado satelital, el retorno de la inversión es inmediato. Campo Preciso aumenta la rentabilidad de las empresas del sector agrícola, permitiendo de una mejor gestión del trabajo operativo, además de ayudar a reducir el impacto ambiental vinculado indefectiblemente a la actividad agrícola.

Contáctenos y descubra las distintas soluciones que tenemos para ofrecerle, con precios accesibles y excelentes opciones de financiación. Más información en www.banderillero.com.

Fuente: Laura Vanmorlegan, Directora Comercial de Campo Preciso

Agricultura de precisión para campos deportivos

Fumigar o fertilizar un campo deportivo en forma guiada es hoy algo accesible.

Cada vez más campos destinados a actividades deportivas (como fútbol, golf, etc) están eligiendo incorporar agricultura de precisión a su cuidado diario. Para una aplicación eficiente de agroquímicos o fertilizantes sobre el cesped, el guiado satelital se convierte en una herramienta indispensable.

Los banderilleros y mapeadores satelitales Campo Preciso brindan un guiado fácil de entender, permitiendo:

  • ahorrar tiempo en la aplicación, incrementando la productividad,
  • reducir el uso de fertilizantes, agroquímicos y combustible,
  • disminuir el cansancio del maquinista,
  • trabajar en condiciones de baja visibilidad, incluso de noche,
  • obtener reportes del trabajo realizado, para presentar ante clientes (dueño del campo deportivo) o bien para auditar el trabajo realizado por el maquinista,

Lo invitamos a comunicarse con nosotros para asesorarlo más en detalle al
0810-444-7732
(Desde fuera de Argentina, +54 11 4574-2152)
o a info@campopreciso.com

Creció 9% el mercado de agroquímicos por la expansión de las malezas

Se usan otros productos por la resistencia al herbicida glifosato; en 2014 superó los US$ 2700 millones…

Por la creciente problemática de las malezas que hay en el campo, el año pasado el mercado de agroquímicos aumentó 9% y alcanzó los US$ 2739 millones.

En la última década empezaron a registrarse en el país diversos casos de malezas resistentes a herbicidas, como el glifosato. Hoy, en al menos el 50% del área agrícola existen malezas que presentan dificultades para su control.
Con el glifosato, el producto estrella de la agricultura, con la guardia baja, no para de crecer la venta de otros herbicidas. Y esto impacta sobre el mercado general.

Según datos de facturación que aportaron empresas del rubro a una consultora, a los que accedió LA NACION, en 2014 el mercado total fue de US$ 2739 millones. Pero si se computan firmas que no reportaron información el mercado habría trepado a US$ 3000 millones.

Lo interesante es que, de acuerdo con el relevamiento, el rubro de los herbicidas que no entran en la categoría de glifosato creció 19% en 2014. Llegó a US$ 898 millones, contra 757 millones de dólares en 2013.

Entre los herbicidas “no glifosato” se expandieron productos como cletodim y haloxifop, entre otros, que crecieron 66 y 67%, respectivamente. El herbicida 2,4 D subió 25% y el paraquat lo hizo un 41%.

En cambio, el glifosato, pese a que sigue siendo el herbicida más vendido, no creció. De acuerdo con el informe, la facturación de 1047 millones de dólares fue similar al año anterior.

Monsanto, la compañía referente en glifosato, en 2014 creció 11% en ventas, y lo hizo paradójicamente con productos que entran en la clasificación “no glifosato”.

Después de diez años, en 2014 esa multinacional volvió a ser número uno en el mercado en el país, con una facturación de US$ 410 millones. Destronó a Syngenta, que quedó segunda en el podio. El tercer lugar fue para Dow Agrosciences.

El año pasado, en el marco de una campaña con fuertes lluvias que favorecieron la aparición de enfermedades, se produjo también un repunte de las ventas de fungicidas. Ese mercado subió 26%, a US$ 247 millones.

Por otra parte, en el agro están apareciendo nuevas moléculas de insecticidas que hicieron que el mercado trepara un 17% y facturara US$ 400 millones.

La contracara fueron los curasemillas, productos que sirven para realizar tratamientos de la semilla a sembrar. Como las ventas de semillas de maíz y trigo cayeron, y también lo hicieron las de soja fiscalizada, los curasemillas retrocedieron 15%. La facturación de este segmento bajó de 102 a 87 millones de dólares.

Si bien los datos de 2014 mostraron una mejora respecto de 2013, los datos del primer trimestre de 2015 no serían buenos. Como informó recientemente LA NACION, cámaras de agronomía del interior alertaron sobre una merma de 30%. Y lo atribuyeron a que los productores frenaron compras por la pérdida de rentabilidad y la baja de los precios de los granos.

A nivel mundial, los agroquímicos mueven US$ 63.000 millones, por encima de los 40.000 millones del mercado de semillas. Es un negocio dominado por las grandes multinacionales, que incluyen, además de Monsanto y Syngenta, a Bayer, Basf, Dow y Dupont, por ejemplo.

En el lote de los jugadores locales sobresalieron la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), Agrofina, Agrosoluciones y Rizobacter. En ese grupo, por ejemplo, Agrofina, la firma de insumos de Los Grobo, el año pasado creció 56% en facturación y alcanzó los US$ 107 millones.

Fuente: La Nación.