El satélite argentino Saocom1A ya esta en órbita y permitirá anticipar inundaciones y sequías

El Satélite Argentino de Observación con Microondas SAOCOM 1A, puesto en órbita recientemente, ofrecerá información valiosa sobre la humedad de suelo, inundaciones, sequías, el contenido de agua en el nivel de las raíces de los campos plantados de soja y desplazamientos del terreno.

El satélite SAOCOM 1A lanzado desde la Base Vandernberg, en la ciudad estadounidense de Santa Bárbara, fue desarrollado y fabricado por la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) junto con empresas y organismos como INVAP y la comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA).

La nave podrá generar mapas de humedad del suelo diariamente, con resolución espacial y área de cobertura disponibles por primera vez a nivel mundial.

En el Centro Espacial Teófilo Tabanera de la CONAE en Córdoba, el secretario de Planeamiento y Políticas en Ciencia y Tecnología, Jorge Aguado señaló que “la información que nos brinde mejorará la competitividad de sectores productivos y nos dará herramientas muy útiles para manejo de crisis y seguimientos de obras de infraestructura”.

El nuevo satélite de 3 toneladas y 4,5 metros de alto por 1,5 metros de diámetro integrará el Sistema Italo Argentino de Satélites para la Gestión de Emergencias (SIASGE).

El SAOCOM 1A fue diseñado para proveer datos en cualquier condición meteorológica, tanto de día como de noche, a través de microondas en banda L.

Estas características le otorgan capacidades de observación especialmente útiles para prevenir, monitorear, mitigar y evaluar catástrofes naturales o antrópicas; para aplicaciones en agricultura como humedad de suelo, índices de vegetación y control de plagas; aplicaciones hidrológicas, costeras y oceánicas; aplicaciones en nieve, hielo y glaciares; en estudios urbanos, de seguridad y defensa, entre otras áreas de interés estratégico.

Fuente: Ambito.com

Jornada de capacitación Rivera

Concluyó con exitosa concurrencia de público la jornada de capacitación en Rivera que brindo Campo Preciso en conjunto con NETAFtech y SynerCrops.

En un marco distendido y con activa participación del público presente.

Más de 50 productores, aplicadores y empresarios del sector asistieron a la charla que se realizó en Rivera, provincia de Buenos Aires, con foco en buenas prácticas de uso y en pos de generar conciencia, otorgando herramientas para lograr pulverizaciones más eficientes y seguras.

Esta es la primera de una serie de charlas que se darán durante lo que resta de este año y el próximo.

Se estará informando por distintos medios de comunicación sobre las próximas fechas y lugares.

Fotos:

Campo preciso invita a una Jornada de Capacitación

Campo Preciso en conjunto con las empresas NETAFtech y SynerCrops, invita a una Jornada de Capacitación en Rivera, provincia de Buenos Aires

En pos de generar conciencia con la buenas prácticas al pulverizar, Campo Preciso en conjunto con Netaftech y SynerCrops inician las Jornadas de capacitación denominada “Herramientas para realizar pulverizaciones eficientes y seguras”

Esta será primera de varias capacitaciones programadas y se dictara en Rivera provincia de Buenos Aires, la misma es muy completa y detallada. Ideal para aplicadores, contratistas, productores y personas interesadas de la zona.

Temas a tocar:

  • Correcta interpretación de las condiciones ambientales aptas para pulverizar.
  • Producción eficiente de gotas.
  • Manejo de la calidad de agua.
  • Configuración precisa del equipo pulverizador.
  • Buenas prácticas de manipulación de fitosanitarios.
  • Agricultura de precisión: Tecnología electrónica aplicada a la pulverización.

Las entradas son gratuitas y limitadas e incluyen una merienda y cena.

En caso de querer participar puede reservar su entrada haciendo (click aquí) o comunicarse al 0810-444-77732  o al mail sebastian@campopreciso.com

 

La mujer en el agro: el debate por la equidad también le llegó al campo

El rol de la mujer en el ámbito rural también ha ganado protagonismo y si bien los espacios que la empoderan existen, aun debe conquistar ese poder. Apenas el 5% ocupa cargos directivos en la agroindustria. Buscan que la discusión figure en la agenda de los líderes del G-20.

En los últimos años, los análisis de la realidad agraria nacional se han enriquecido mediante la inclusión de una perspectiva de género. Los censos agropecuarios y los distintos programas sociales del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación y las agencias provinciales responsables del sector, revelan las diversas situaciones en que se encuentran las mujeres rurales en las distintas regiones del país.

Por una parte, el Programa Regional de Fortalecimiento Institucional de Políticas de Igualdad de Género en la Agricultura Familiar del MERCOSUR, el Programa para el Desarrollo Rural Incluyente y el Programa de Desarrollo de Áreas Rurales ,entre otros dependientes de la Unidad de Cambio Rural, tienen como objetivo principal la inserción efectiva de las mujeres en las políticas públicas para el desarrollo rural y observan estrategias de equidad de género, transversales a todas las acciones de los mismos.

Por otra parte, el INTA resalta su compromiso con el empoderamiento de las productoras y la búsqueda de mejoras en su calidad de vida, mientras se inscribe en una tendencia internacional de visibilización del trabajo de las mujeres del campo.

La Sociedad Rural Argentina (SRA), incorpora una Comisión de Productoras Agropecuarias desde fines de octubre de 2003. Esta iniciativa intenta que las mujeres del sector agropecuario acerquen sus ideas e inquietudes o participen de ciclos de capacitación.

Mujeres Federadas, “ala femenina” de la Federación Agraria Argentina, surge en 1995 con el objetivo de lograr una activa y protagónica participación de la mujer en su conducción institucional.

La Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (CARBAP) cuenta entre sus filas a la única dirigente rural del país que llega a ser vicepresidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), María del Carmen Neyra, como también a varias mujeres que presiden Sociedades Rurales locales y otros puestos de conducción en esta entidad agraria.

La Confederación Intercooperativa Agropecuaria (CONINAGRO) ,entidad que ejerce la representación gremial del sector agropecuario solidario desde 1956, realiza regularmente encuentros y jornadas para analizar la situación de las mujeres en el movimiento cooperativista agrario. Esta iniciativa revela la preocupación por conocer los factores culturales, psicosociales y estatutarios que inciden en los liderazgos femeninos. Si bien la institucionalización de la participación de las mujeres en las corporaciones agrarias es relativamente reciente, históricamente actuaron –de manera informal- aportando su contribución en los movimientos de los productores rurales.

El pasado 10 de Abril de 2018, el embajador de Francia, Pierre Henry Guignard, recibió a un auditorio y panelistas de lo más diverso convocado para debatir la situación de la mujer en el campo. La iniciativa partió de la Asociación Marianne que cobija a mujeres profesionales que se han propuesto tender un puente en las relaciones con Francia. Marianne organizó la jornada junto con el W-20, el brazo del G-20 dedicado a elaborar recomendaciones sobre políticas de equidad de género para los líderes del G-20 que se reúnen el próximo noviembre en Buenos Aires.

Un magro 5% de las mujeres llega a puestos directivos en el sector cuando ocupan el 62% de los empleos. Ricardo Negri, actual presidente del Senasa, completó el cuadro al señala que hay un 30% más de mujeres en la carrera de ingeniería agronómica y en la de veterinaria el 70% ya son mujeres.

De la importancia de las políticas de género para el sector rural informó Susana Balbo, chair del W20. Contó el 40% de la población rural en la Argentina son mujeres. Balbo planteó que hay que otorgar acceso a la propiedad de la tierra para las mujeres de sectores postergados. “Mejoran la producción y desarrollan productos regionales de alto valor”, argumentó.

Fue Antonio Aracre, director General de Syngenta para Latinoamérica Sur, quien puso el dedo en la llaga. Contó que la multinacional líder en semillas y ahora de capitales chinos trabaja desde hace 10 años en políticas para generar la igualdad de oportunidades. Esto es, acompañar a las mujeres que deciden tener hijos para que no abandonen la carrera. Les permiten trabajar desde la casa, horarios reducidos y les facilitan las cosas. Pero Aracre se llevó los aplausos por la experiencia que hicieron en Santiago del Estero y en Balcarce al tomar 300 mujeres para los trabajos en el campo. “No había trabajo duro para ellas y todas querían volver”.

Fuentes: www.infocampo.com.ar, www.clarin.com

Fuertes subas para los precios del maíz, la soja y el trigo en Chicago

Fuente: La Nación 01/07/2015 | 17:07 (actualizado hace 1 día)

Stocks inferiores a los previstos y un clima adverso para los cultivos impulsaron alzas que oscilaron del 5 a 8%; la oleaginosa se cotizó a $ 2000 en Rosario, con un aumento de $ 80

La caída de las existencias de maíz y de soja en los Estados Unidos acentuó ayer la firmeza de los precios de los granos evidenciada en las últimas semanas, en las que el clima pasó de aliado a enemigo de los cultivos por las persistentes lluvias que afectaron el Medio Oeste, zona núcleo para los granos gruesos, y el área de las Grandes Planicies, donde dominan las variedades de trigo de invierno, que actualmente están en tiempo de cosecha.

Las pizarras de la Bolsa de Chicago mostraron alzas de US$ 19,75 y de 21,03 sobre los contratos julio y noviembre de la soja, cuyos ajustes resultaron de US$ 388,11 y de 381,12 por tonelada. Para el maíz, las posiciones julio y septiembre sumaron US$ 12,10 y 11,81, mientras que sus valores de cierre fueron de US$ 162,98 y de 166,13. En cuanto al trigo, la posición julio ganó US$ 12,58 y terminó la jornada con un precio de US$ 225,88.

El ímpetu alcista se desató a media rueda, tras la publicación del informe trimestral de existencias estadounidenses al 1º de junio del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés). En él, el organismo relevó stocks de maíz y de soja de 112,96 y de 17,01 millones de toneladas, por debajo de los 115,70 y de los 18,23 millones previstos por el mercado, respectivamente. Para el trigo, en cambio, calculó reservas por 20,49 millones, por encima de los 19,54 millones esperados por los operadores.

Con estos datos en las pantallas, los fondos de inversión especuladores se precipitaron a comprar todo lo que tenían delante. Así, adquirieron unos 40.000 contratos de poroto de soja, equivalentes a 5.443.200 toneladas de la oleaginosa que, al valor de cierre de ayer, implicaron una erogación próxima a los US$ 2112 millones; sumaron 25.000 contratos de maíz, por 3.175.000 toneladas y cerca de US$ 517 millones, y otros 17.000 contratos de trigo -cuarta rueda consecutiva de compras-, por 2.313.360 toneladas y poco más de US$ 522 millones.

Fuera de la acción protagónica de los fondos, el hecho concreto fue que el consumo de maíz y de soja resultó mayor al previsto por los operadores y “descongestionó” existencias que, no obstante, aún siguen por encima de las vigentes un año atrás. La merma de las reservas de ambos granos acentuará la atención del mercado sobre el clima, dado que si las condiciones se mantienen adversas para los cultivos y afectan su potencial de rinde, los stocks podrían pasar de abundantes a normales, con todo lo positivo que ello implicaría para los niveles de precios.

Tras el cierre de ayer, el balance de junio dejó fuertes ganancias para los precios de tres principales granos en la Bolsa de Chicago. El más favorecido fue el trigo, que ganó un 28,9%, al pasar de 175,27 a 225,88 dólares; le siguió el maíz, que sumó un 17,8%, al variar de 138,38 a 162,98 dólares, y la soja, que repuntó un 13,09%, al crecer de 343,19 a 388,11 dólares.

EXPLOSIÓN DE VENTAS

En el mercado doméstico, sólo la soja recibió la influencia positiva de las subas externas. Por tonelada disponible para las terminales de San Martín, San Lorenzo, Timbúes, Ricardone, Villa Gobernador Gálvez y de General Lagos las fábricas pagaron $ 2000, una cifra largamente esperada por los productores para activar un mayor número de órdenes de venta. Tan es así que la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) relevó operaciones por “400.000/500.000 toneladas de soja” durante la rueda.

La entidad añadió que por operaciones para entregas diferidas sobre la zona del Gran Rosario, los compradores pagaron US$ 228 para septiembre; US$ 232 para octubre; US$ 234 para noviembre, y US$ 236 para diciembre.

En el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), las posiciones julio y noviembre de la soja subieron US$ 6 y 6,30, mientras que sus ajustes fueron de 226 y de 242 dólares por tonelada.

Acerca del maíz, los exportadores volvieron a pagar $ 900 por tonelada disponible para las terminales de San Martín, General Lagos y de Timbúes, sin cambios. Las propuestas por cereal con entregas diferidas a septiembre oscilaron de 105 a 107 dólares por tonelada, por encima del rango vigente anteayer, de 102/105 dólares. Para el puerto de Bahía Blanca, la demanda ofreció 100 dólares por tonelada de maíz con descarga en agosto.

En el Matba, las posiciones julio y septiembre del maíz subieron US$ 3 y 2, mientras que sus ajustes fueron de US$ 103,50 y de 110 por tonelada.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires indicó que los pocos molinos activos ayer ofrecieron entre $ 950 y 1230 por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago. En Rosario, los exportadores volvieron a ofrecer $ 930 por trigo condición cámara y $ 1300 por cereal con ph 78 y un mínimo de 10,5% de proteína

En el Matba, la posición enero del trigo bajó US$ 1 y terminó la rueda con un ajuste de 139 dólares.

SEGÚN EL USDA, SIEMBRA RÉCORD EN EE.UU.

Pese a las complicaciones impuestas por el clima húmedo de las últimas semana, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA) informó ayer que la siembra de soja estadounidense 2015/16 será récord, al cubrir 34,48 millones de hectáreas y superar la anterior mayor marca, de 33,90 millones, del ciclo anterior.
El dato revelado por el organismo en su reporte sobre áreas sembradas en los Estados Unidos quedó en línea con los 34,49 millones de hectáreas previstos por el mercado y levemente por encima de los 34,28 millones proyectados por el USDA en mayo. Según el trabajo oficial, la superficie que llegaría finalmente a la cosecha sería de 34,20 millones de hectáreas, contra los 33,66 millones de la campaña anterior.
El área sembrada con maíz “será la menor desde 2010”, dijo ayer el USDA, al relevarla en 36 millones de hectáreas, frente a los 36,16 millones previstos por el mercado.

Creció 9% el mercado de agroquímicos por la expansión de las malezas

Se usan otros productos por la resistencia al herbicida glifosato; en 2014 superó los US$ 2700 millones…

Por la creciente problemática de las malezas que hay en el campo, el año pasado el mercado de agroquímicos aumentó 9% y alcanzó los US$ 2739 millones.

En la última década empezaron a registrarse en el país diversos casos de malezas resistentes a herbicidas, como el glifosato. Hoy, en al menos el 50% del área agrícola existen malezas que presentan dificultades para su control.
Con el glifosato, el producto estrella de la agricultura, con la guardia baja, no para de crecer la venta de otros herbicidas. Y esto impacta sobre el mercado general.

Según datos de facturación que aportaron empresas del rubro a una consultora, a los que accedió LA NACION, en 2014 el mercado total fue de US$ 2739 millones. Pero si se computan firmas que no reportaron información el mercado habría trepado a US$ 3000 millones.

Lo interesante es que, de acuerdo con el relevamiento, el rubro de los herbicidas que no entran en la categoría de glifosato creció 19% en 2014. Llegó a US$ 898 millones, contra 757 millones de dólares en 2013.

Entre los herbicidas “no glifosato” se expandieron productos como cletodim y haloxifop, entre otros, que crecieron 66 y 67%, respectivamente. El herbicida 2,4 D subió 25% y el paraquat lo hizo un 41%.

En cambio, el glifosato, pese a que sigue siendo el herbicida más vendido, no creció. De acuerdo con el informe, la facturación de 1047 millones de dólares fue similar al año anterior.

Monsanto, la compañía referente en glifosato, en 2014 creció 11% en ventas, y lo hizo paradójicamente con productos que entran en la clasificación “no glifosato”.

Después de diez años, en 2014 esa multinacional volvió a ser número uno en el mercado en el país, con una facturación de US$ 410 millones. Destronó a Syngenta, que quedó segunda en el podio. El tercer lugar fue para Dow Agrosciences.

El año pasado, en el marco de una campaña con fuertes lluvias que favorecieron la aparición de enfermedades, se produjo también un repunte de las ventas de fungicidas. Ese mercado subió 26%, a US$ 247 millones.

Por otra parte, en el agro están apareciendo nuevas moléculas de insecticidas que hicieron que el mercado trepara un 17% y facturara US$ 400 millones.

La contracara fueron los curasemillas, productos que sirven para realizar tratamientos de la semilla a sembrar. Como las ventas de semillas de maíz y trigo cayeron, y también lo hicieron las de soja fiscalizada, los curasemillas retrocedieron 15%. La facturación de este segmento bajó de 102 a 87 millones de dólares.

Si bien los datos de 2014 mostraron una mejora respecto de 2013, los datos del primer trimestre de 2015 no serían buenos. Como informó recientemente LA NACION, cámaras de agronomía del interior alertaron sobre una merma de 30%. Y lo atribuyeron a que los productores frenaron compras por la pérdida de rentabilidad y la baja de los precios de los granos.

A nivel mundial, los agroquímicos mueven US$ 63.000 millones, por encima de los 40.000 millones del mercado de semillas. Es un negocio dominado por las grandes multinacionales, que incluyen, además de Monsanto y Syngenta, a Bayer, Basf, Dow y Dupont, por ejemplo.

En el lote de los jugadores locales sobresalieron la Asociación de Cooperativas Argentinas (ACA), Agrofina, Agrosoluciones y Rizobacter. En ese grupo, por ejemplo, Agrofina, la firma de insumos de Los Grobo, el año pasado creció 56% en facturación y alcanzó los US$ 107 millones.

Fuente: La Nación.

Avanza la cosecha y sube el rinde medio en soja – GEA – BCR

Con el 24% del área recolectada de soja de primera, el rinde promedio se ubica en 45 qq/ha. El rango va de 39 a 55 qq/ha y el promedio sube 0,8 qq/ha respecto al informe anterior.

Para el final de la campaña, las expectativas están en 42,8 qq/ha. Los rindes del centro sur santafesino marcarán un nuevo hito. Está cosechado un 43% del área de maíz temprano de la región. Se percibe un ajuste a la baja en los rindes respecto de los estimados en las últimas semanas, situándose el promedio en 104 qq/ha, partiendo de una escala de 89 a 128 qq.

En el centro sur de Santa Fe los rindes que se están obteniendo en soja de primera rompen las marcas históricas y superan las expectativas previas a cosecha. Se obtienen resultados que van de 45 a 55 qq/ha y el rinde medio se ubica en los 48 qq/ha. En esa zona el avance de recolección es del 17% debido a que se atrasó la maduración de la oleaginosa ante las buenas condiciones ambientales. En el norte bonaerense el avance de cosecha es aún menor (10%) y los rindes varían de 37 a 50 qq/ha. Estos resultados se aproximan a los esperados pero se han alcanzado cifras similares en otras campañas. En el este de Córdoba hay dos realidades productivas según el relieve del lote, por lo que habría una amplia variedad de resultados al final de la campaña. Por un lado, están los suelos deprimidos que resultaron en pérdidas totales por anegamientos y/o padecieron en sus rindes el efecto negativo del vuelco y la saturación de agua. Por otro lado, se encuentran los lotes altos y con buen drenaje que consiguen buenas productividades. Allí, la cosecha fluye normalmente y arroja un promedio de 47 qq/ha en un rango que va desde 39 a 59 qq/ha. En las zonas más deprimida persisten las dificultades en el tránsito de la maquinaria en general y se están ralentizando las tareas de recolección.

Hubo un intenso progreso de la cosecha de maíz temprano en el centro sur santafesino. En el 77% de los escasos lotes destinados al cereal los rindes marcan 107 qq/ha en promedio. El resultado se mantiene dentro del rango de lo estimado en los meses previos a cosecha. En contraste, en el norte de Buenos Aires los resultados en maíz están un por debajo de las expectativas previas, con un 40% cosechado, pero siguen siendo buenas productividades (90 qq/ha). El este cordobés muestra solo un 15% cosechado y hasta el momento consigue el mejor promedio, 115 qq/ha, en un rango de 90 a 150 qq/ha.

La soja de segunda presenta estadios desde llenado de granos a madurez fisiológica. Las estimaciones de rindes se sitúan en 33 qq/ha con una fluctuación de 26 a 40 qq/ha. En tanto el maíz de segunda siembra y tardío esta en grano pastoso y apunta a promedios de 89 qq/ha, desde un rango de 74 a 101 quintales. Ambos mantienen las buenas condiciones fisiológicas y no presentan problemas de importancia.

Foto: Cosecha de soja de primera en Bustinza, Santa Fe

Fuente: Agrositio